La guía definitiva para saber qué proyector comprar

Te has decidido a entrar en el mundo de la proyección: te recorres todo internet para saber exactamente qué proyector comprar, entras en todos los foros y webs, lees mucho… Pero tienes tantas preguntas y te asaltan tantas dudas que puede que te sientas un poco dummy (no te enteras…) ¡Calma!

Que no cunda el pánico. Hemos pasado por ahí… y aquí estamos para echarte una mano y que no desesperes. ¿Que no sabes nada de proyectores? Ningún problema: en esta guía lo tienes todo para saber qué necesitas, cómo buscar un proyector y qué modelos descartar. Y todo muy claro para que nadie (aunque empiece de cero) se pierda por el camino.

Qué proyector comprar en 2019: La guía de los 6 pasos

En esta guía, con sólo 6 pasos -y un par de consejos de inicio- te damos las claves más importantes para saber qué proyector comprar. ¡Empezamos!

Antes de empezar a buscar un proyector

Como no se puede afirmar qué proyector es mejor, ya que no hay un modelo que sirva para todas las situaciones, antes de nada lo que tienes que hacer es conocer tus necesidades y limitaciones: en vez contestar a ‘¿qué proyector es mejor?’ pregúntate ‘¿qué proyector necesito?’.

Para empezar, responde estas dos cuestiones:

¿Para qué voy a usar el proyector?

¿Cuánto dinero voy a gastar?

Sencillo, ¿no?

¿No?

Pues hasta que no las tengas claras es mejor que no sigas… Créenos. De esta forma irás descartando opciones y te quedarás con los mejores proyectores según la relación calidad-precio.

Una vez contestadas, una vocecilla interior te puede inquietar diciéndote cosas como:

¿Necesito realmente una pantalla para el proyector?

Pues depende. ¿Pantalla o pared? Una pared no es la mejor solución pero si vas a emplearlo en un entorno no profesional y tu presupuesto es limitado, una pared blanca -también gris; en ambos casos, mejor mate- te puede dar una respuesta aceptable. Pero ten presente que una pantalla siempre optimizará la proyección (de modo que si te acabas comprando un modelo de alta gama… no racanees con la pantalla: no le sacarás todo el partido).

¿Necesito una sala dedicada para utilizar el proyector?

No es estrictamente necesario que varíes el color de paredes y techo, que cambies el tapizado o que pongas un nuevo suelo para poder disfrutar de un sistema de proyección…

PERO

… debes tener en cuenta que el enemigo público nº1 en proyección es la luz ambiental. En ‘luz ambiental’ entra hasta la luz de la imagen proyectada que rebota en la pared, el techo, los muebles o los sofás y vuelve a la pantalla: cuanto más claros sean estos elementos, mayor el reflejo de vuelta.

Proyector para sala dedicada

De la misma forma, cuanto más apagado sea el tono general de la sala menos potencia necesitarás para que se vean bien las imágenes -modelos más baratos en una sala más o menos acondicionada pueden dar una respuesta similar a la de equipos más caros- así que tenlo en cuenta para decidir que proyector vas a comprar.

Qué hay que mirar al comprar un proyector: ¿DÓNDE LO PONGO?

Antes de ponerte a leer especificaciones técnicas, ver qué tiene que tener un proyector o pensar qué accesorios vas a necesitar calcula cuánto espacio real tienes para colocar tu sistema de proyección y evita problemas inesperados (‘¡Anda! ¿y este armario?’, ‘¡La lámpara!’, »¡No! ¡La ventana!’…). Algunos consejos:

  • Esquiva cualquier foco de luz -ventanas, lámparas, reflejos- que incida directamente donde vayas a proyectar. Tienes que saber cuál es la situación y configuración de la estancia.
  • Lo ideal es que dejes fijo el equipo en un lugar alejado de las zonas de paso (evitarás tanto el montaje y la configuración cada vez que vayas a emplearlo como golpes y accidentes). ¿Puedes realizar la obra necesaria -soporte, cableado- para colgarlo del techo? Adelante.
  • Trata de poner el videoproyector en la perpendicular al centro de la pantalla para que la proyección sea la adecuada. De todas formas la mayoría de modelos disponen de mecanismos de corrección de la imagen de manera que siempre podrás sortear obstáculos (aunque a costa del brillo y la nitidez de la proyección).

¿Cuál tiene que ser la distancia del proyector a la pantalla?

Hay una relación entre el tamaño de pantalla (aquí ‘pantalla’ son las dimensiones de la imagen proyectada) que busques y la distancia a la que debes situar el proyector (throw ratio). Aunque no son valores exactos -pueden variar según el modelo: revisa las especificaciones técnicas- para hacer un cálculo aproximado muévete entre 1,5 y algo menos de 2 veces el ancho de la pantalla (por ejemplo: una pantalla de 80″ -a 16:9- tiene 1,77 mts de ancho por lo que la distancia mínima aproximada estará entre 2,7 y 3,3 mts).

Cálculo de áreas de proyección

No olvides que los proyectores de corta distancia te pueden solucionar problemas de espacio ya que consiguen buenas diagonales a 1 metro -más o menos- de la pantalla. Eso sí, si te decides por ellos debes utilizar una superficie de proyección sin ningún tipo de pliegues u ondas ya que en estos casos se acentúa el efecto visual de las imperfecciones.

Cosas que tener en cuenta al elegir proyector: EL FORMATO Y LA RESOLUCIÓN

El formato o relación de aspecto es la proporción entre el ancho y el alto de la imagen proyectada. ¿Hay alguna relación de aspecto mejor que las demás? No, siempre dependerá del contenido que vayas a ver. Las más comunes son:

  • 4:3. Es casi como un cuadrado y está orientada a documentos de tipo presentación, películas clásicas, diapositivas…
  • 16:9 / 16:10. Son formatos panorámicos: películas, canales de TV en alta definición…
  • Los contenidos en formatos de cine -tales como 21:9, 1.85:1, 2.35:1, 2.40:1– suelen venir adaptados a 16:9 anamórfico para su reproducción, ya sea en discos ópticos (DVD, Blu-ray) o canales de TV de modo que si quieres ver el contenido con la relación de aspecto original puedes:
    • Jugar con el zoom de la lente y algunas funciones de ajuste de imagen que traiga el proyector (como el stretching) para adaptarla lo más posible al formato que busques.
    • Añadir al proyector una lente anamórfica externa para cambiar la relación de aspecto (esta solución es cara y según el modelo de lente se puede perder definición en la imagen).

(TIP: Si vas a dedicar el proyector para cine en casa: ten en cuenta que las películas clásicas, las de antes de que apareciesen los formatos panorámicos, tienen una relación de aspecto 4:3 así que si eres gran gran gran fan del cine, busca modelos compatibles. ¡Por cierto! La serie ‘The Wire’ está rodada en 4:3).

La resolución nativa de un proyector es el número de píxeles que es capaz de mostrar para formar las imágenes. Cuanto mayor sea su valor mayores serán la definición y el detalle de cada imagen.

Todas las resoluciones para proyectores

Existen muchas resoluciones así que ¿cuál elegir? Al igual que con la relación de aspecto, dependerá del contenido que con mayor frecuencia vayas a proyectar:

  • Full HD o 1080p (1920×1080): perfecta para blu-ray, para ps4…
  • HD o 720p (1280×720): para contenido en HD.
  • XGA (1024×768) y WXGA (1280×800): usuales en portátiles y muy utilizadas en salas de reuniones, al igual que algunas más antiguas como VGA (640×480) o SVGA (800×600).
  • 4K – UHD (3840×2160): va ganando presencia y cada vez hay más contenido en Ultra Alta Definición.

(TIP: Un problema va a surgir cuando el contenido que quieras ver tenga una resolución distinta a la de tu equipo: en este caso, el proyector adaptará o escalará la señal a su magnitud nativa -apareciendo distorsiones más o menos visibles- por lo que te recomendamos que trates de ceñirte a la resolución de tu videoproyector)

Cómo saber qué proyector elegir: FÍJATE EN EL BRILLO Y EL CONTRASTE

Uno de los pasos fundamentales para elegir un proyector es saber el brillo que vas a necesitar. El brillo del proyector, o la potencia lumínica, son los lúmenes que puede ofrecer por lo que debes tener en cuenta la fuente de luz del modelo (lámpara, led o láser) ya que la intensidad, consumo y eficiencia de cada una son diferentes. Por otra parte, el nivel de brillo influirá mucho en el contraste de las imágenes.

¿Cuántos lúmenes debe tener un proyector?

Resulta complicado dar cifras concretas de cuántos lumenes debe tener un proyector ya que hay muchos factores que pueden afectar a la proyección en cada situación (la tecnología, el fabricante, la orientación de la sala…).

Proyector luz de dia natural

Te ofrecemos algunos escenarios-tipo para que te hagas una idea general de las necesidades mínimas de control de la luz ambiental (LA) donde vayas a instalar el equipo y varios rangos de brillo orientativos que te pueden servir para decidir que proyector comprar:

  • Para cine en casa (poca o nula LA; 1080p):
    • Unos 1000 lúmenes son suficientes; hasta 1500 lúmenes según el tamaño de la habitación y la pantalla.
    • La función 3D reduce el brillo de salida.
  • Para casa (algo de LA; contenido genérico):
    • Alrededor de 2000 lúmenes (puede que más, según el nivel de LA)
  • Para oficina / Para dar clases (LA):
    • 2500-3500 lúmens (salas pequeñas-medias; diagonales de 70″-80″)
    • 3500-5000 lúmens (aforos medios-grandes; diagonales grandes)
  • Para un bar (deportes, celebración de eventos; mucha LA):
    • 4000-6000 lúmenes (grandes pantallas; muchas personas dispersas)
  • Para presentaciones (salas pequeñas, pocas personas; algo de LA):
    • Proyectores portátiles (LED; en torno a 1000 lúmenes)
  • Para exterior con luz de día (también de noche): A partir de 4000 lúmenes (más en el caso de proyecciones diurnas).

Valores normales de contraste en un proyector

¿Qué se entiende por valores normales de contraste en un proyector? Antes que nada: no olvides que el contraste es la relación entre claros y oscuros de que es capaz el equipo. Y recuerda:

  • Contraste nativo (contraste on-off): diferencia de luminosidad entre una pantalla blanca total y otra negra total.
  • Contraste dinámico: refleja el ajuste adicional que incorpora el proyector para variar el brillo de la lámpara según el nivel de claridad del fotograma.
  • Contraste ANSI: al proyectar un patrón de cuadros blancos y negros en el mismo fotograma, mide la diferencia media de luminosidad (brillo blancos / brillo residual negros).

Proyectores contraste diferencia claro oscuro

Valores de contraste nativo a partir de 2000:1 dan una buena respuesta (si son mayores, mejor; si en las especificaciones sólo aparecen valores mucho mayores -2 órdenes superiores- lo normal es que se trate de contraste dinámico: siempre será preferible un contraste nativo alto). Para el contraste ANSI -en caso de que se indiquen- valores cercanos a 1000:1 son altos.

En teoría cuanto mayores sean los valores de contraste la calidad de la imagen va a ser mejor pero esta relación no es tan directa ya que hay factores que afectan mucho al contraste:

  • La luz ambiental. Es lo que más influye. El color de las paredes, techo, mobiliario… Cuanto más claro, peor. Una pequeña variación del nivel de luz de la sala hace que el contraste suba o baje mucho, especialmente el ANSI.
  • La pantalla. Siempre mejorará la respuesta. Algunas realzan el contraste en salas dedicadas, otras en presencia de luz…
  • La tecnología. Los proyectores DLP suelen tener mayor contraste ANSI que los LCD y los LCOS y es por esto que consiguen más nitidez en las imágenes (los proyectores LCD/LCOS tienden a suavizarlas).
  • La fuente de luz. En líneas generales, los LED y los láser dan mejor respuesta en contraste que las lámparas.

¿Qué tipo de contraste te interesa más según el contenido a proyectar? Simplificando un poco: el contraste nativo mejora el contenido con mayor nivel de oscuridad mientras que el contraste ANSI hace lo propio cuanto mayor sea la claridad del fotograma. Por tanto, lo ideal sería disponer de un proyector con niveles altos de contraste nativo y ANSI, así como una sala dedicada. Como esta situación no es la más habitual, intenta potenciar el On-Off (si dispone de iris dinámico, mejor) ya que, para poder apreciar el contraste ANSI al 100%, vas a necesitar una sala con control casi absoluto de la luz ambiente.

Eligiendo el mejor proyector: ¿TECNOLOGÍA LCD, DLP O LCOS?

Actualmente, tienes para elegir entre proyectores con tecnología LCD, DLP o LCOS. ¿Cuál es la mejor? Sabiendo que cada una tiene pros y contras, deja claro qué necesidades tienes para decidirte por una u otra:

PROYECTORES LCD

  • Ventajas
    • Colores vivos (buena saturación)
    • Altos niveles de brillo.
    • Silenciosos.
    • Precios económicos.
    • Desplazamiento de lente –lens shift– alto (facilita la instalación en caso de obstáculos).
  • Desventajas
    • Pesan y ocupan más espacio.
    • El interior no está totalmente sellado (al contrario que los DLP y la mayoría de LCOS) por lo que puede entrar polvo (de ahí los filtros, que hay que limpiar).
    • Uso de lámpara:
      • Tiempos de espera para encendido (necesita calentarse para funcionar) y apagado (con altas temperaturas es más sensible a golpes).
      • Con el tiempo la lámpara se degrada (según las horas de uso) y hay que reponerla (no son baratas).
    • Bajo contraste ANSI.

PROYECTORES DLP

(Hay de 1 chip -generan el color con una rueda adicional- y de 3 chips -un chip por color básico RGB)

  • Ventajas
    • Alto contraste ANSI.
    • Buena definición de imagen.
    • Buena escala de grises.
    • Menores dimensión y peso que los LCD.
  • Desventajas
    • Menos brillo (y colores más apagados) que los LCD.
    • Baja capacidad de desplazamiento de lente (1 chip).
    • Ruido que produce la rueda de color (1 chip).
    • Pueden generar un efecto visual como de arco iris (no todas las personas son sensibles a él).
    • Precio elevado (3 chips).

PROYECTORES LCOS

  • Ventajas
    • Imágenes suaves y naturales (estructura de píxel casi imperceptible).
    • Colores vivos.
    • Profundidad de negros.
    • Buena escala de grises.
    • Alto contraste on-off.
    • Buena respuesta con imágenes de movimiento.
  • Desventajas
    • Menor contraste ANSI.
    • Precios elevados (aunque hay algunos modelos de proyectores portátiles asequibles).

¿Es importante EL SONIDO al comprar un proyector?

¿El sonido es importante para saber qué proyector comprar? Puede serlo, claro: como siempre, depende del uso que le vayas a dar. 

Equipos de sonido y proyectores

Algunos consejos:

  • Los altavoces que pueden traer los videoproyectores no suelen tener potencia suficiente así que, si vas a utilizar el proyector para cine en casa o algo parecido, no son una opción.
  • En esos casos, si el proyector tiene salida de audio, puedes llevarla a un equipo hi-fi o un A/V.
  • «¿Cómo puedo sacar el sonido del proyector si no tiene salida de audio?» Por ejemplo:
    • Ve al reproductor del contenido que estés utilizando y usa la salida audio que tenga.
    • Utiliza elementos adicionales que separen, por ejemplo, la señal HDMI en vídeo + sonido para que las trates de manera independiente (la parte de vídeo al proyector y la de audio a altavoces, equipo hifi…).

En esta entrada tienes información detallada acerca de las posibilidades más comunes para configurar el sonido del proyector que puedes aprovechar.

¿Qué CONEXIONES debo mirar para comprar un proyector?

Al elegir un proyector también tienes que considerar qué le vas a conectar. Conectar un proyector quiere decir ‘¿cómo le hago llegar al videoproyector el contenido que quiero ver?’. Este aspecto también es importante ya que implica el tipo de conectores que vas a necesitar de un proyector.

Las conexiones básicas para un proyector:

  • HDMI. La entrada digital de alta definición por excelencia: blu-ray, consolas… Puedes optar por conectar tu proyector vía HDMI con cables largos (no más de 10 mts; precios altos pero razonables) si tienes problemas de ubicación y la opción wi-fi no es viable.
  • USB y SD. Si el modelo permite abrir directamente ficheros de ofimática son especialmente recomendadas para realizar presentaciones (por su comodidad). Cuando el proyector es capaz de reproducir archivos de vídeo de forma autónoma se convierte en una opción cómoda para usarlo en casa.
  • VGA. Típica para conectar la salida de ordenadores o portátiles (si vas a conectar algún dispositivo Apple debes conseguir adaptadores especiales).
  • Inalámbricas/Wi-Fi. Conforme ha avanzado la tecnología se han superado las barreras iniciales de ancho de banda y actualmente hay proyectores que pueden transmitir contenido 1080p sin problemas de reproducción. Algunos modelos llevan incorporada la conexión sin cables (vía wi-fi) mientras que otros precisan de un dispositivo adicional, generalmente vía usb.

Tipos de conexiones de proyectores

¿Has llegado hasta aquí? ¡Felicidades, crack! ¿Te has fijado en la cantidad de cosas que hay que tener en cuenta para comprar un proyector? Pues esperamos que esta guía te haya sido de utilidad y que tengas más claro cómo elegir el mejor proyector… para ti.

TE PUEDE INTERESAR: