Pantallas para proyectores: dudas, consejos para comprar pantalla

Las pantallas para proyectores son uno de los elementos que te van a permitir mejorar la calidad de las proyecciones y disfrutar de toda la capacidad del proyector que elijas. Contemplar la posibilidad de comprar una pantalla de proyección desde el principio, cuando estás decidiendo ubicación, disposición de la sala, etc., puede facilitarte las cosas.

«¿Qué es una pantalla de proyección?» Simplemente el lugar donde se reflejan las imágenes que envía el proyector. Algo así como el lugar donde rebotan los rayos que salen de los vídeo proyectores.

Hay pantallas de proyección que responden mejor ante cierta luz ambiental; otras que realzan el contraste de los proyectores de modo que en estancias acondicionadas una pantalla puede hacer que equipos de bajas prestaciones den una buena respuesta.

Siendo precisos, una pantalla para proyectar es una tela de un material especial -reflectante, con características concretas de brillo y contraste-, de forma entre rectangular y cuadrada. Debe estar lo más tensa posible:

  • Extendida y fijada con unos anclajes directamente a una pared (pantalla de lona o pantalla de pared)
  • Extendida y montada sobre una base (pantalla de trípode)
  • Dentro de una estructura especial donde está enrollada (pantalla enrollable). Se puede sacar, extender y recoger de forma manual o automática. Se puede colgar -techo, pared- o sostener si la estructura es de suelo (pantalla proyector de suelo).

Además, como también se puede proyectar directamente sobre cualquier superficie plana y lisa -una pared, por ejemplo- también se puede llamar pantalla a esa zona de la pared.

El material de la pantalla de proyección -o la pintura- es el que determina la respuesta ante la luz. Dependiendo del material variará la ganancia y el ángulo. También el comportamiento ante diferentes niveles de luz ambiental.

Proyector más pantalla: ¿inseparables?

Hay una duda bastante común ante la opción del pack pantalla más proyector («¿hace falta comprar una pantalla de proyección para usar un proyector?»). Lo cierto es que no es obligatorio que tengas una pantalla cuando vayas a emplear un videoproyector (algunos las consideran como accesorios para proyectores).

Como hemos indicado, se puede proyectar sobre cualquier superficie plana. Pero con un proyector de alta gama la respuesta de una buena pantalla no es comparable. Eso sí, los precios de estas pantallas para proyectores son muy altos.

Algunos consejos a tener en cuenta si te decides por una pared:

  • Intenta que la pared sea lisa y de color mate (blanco, preferentemente)
  • Siempre que puedas compra pintura especial para proyectar: el resultado merecerá la pena
  • Evita los reflejos directos (ventanas, lámparas…)
  • La sala donde esté la pared debe tener buen control de la luz (natural o artificial)

Una tela adecuada (también se venden o puedes optar por el DIY) colgada y lo más tensa posible también puede servirte.

Consejo: elige tu pantalla un poco más grande de lo que necesites. Así tendrás margen para fijar mejor la distancia de proyección y conseguir diferentes tamaños de imagen.

Por último: no te olvides de poner un marco oscuro para encuadrar la imagen. Puedes poner un marco fijo o uno móvil -más complicado- para permitir diferentes formatos. Hay materiales especiales para esto. De todas formas, si no buscas montar una sala dedicada semiprofesional, te servirá:

  • Cualquier material o tejido mate…
  • … que quede bien fijado a la tela de la pantalla, para evitar sombras.

Tipos de pantallas de proyección que puedes encontrar

Ya tienes tu proyector y has decidido comprar una pantalla… pero no tienes muy claro cuál es la que necesitas ¿Cuál es la que mejor se va a ajustar a lo que te hace falta? ¿Demasiados tipos de pantalla para proyectores? No te apures: te puede ayudar conocer las principales categorías de pantallas que hay en el mercado.

El color de las pantallas para proyector

Hay dos clases de pantalla para proyector según el color del material:

  • Pantallas blancas
  • Pantallas grises

Las blancas son las más extendidas y se adaptan a cualquier situación mientras que las grises reducen el brillo general de la luz que reciben (blancos-claros menos brillantes, negros más negros), por lo que deberás combinarlas con proyectores de cierta potencia; además, funcionan razonablemente bien en presencia de luz ambiental.

Las mismas consideraciones sirven para la pintura para proyectar. Hay pinturas especiales con ganancias diferentes para asegurar contraste o brillo según la sala, la luz, etc. Hay pinturas que consiguen eliminar artefactos y defectos típicos de la imagen proyectada. Por cierto, usar estas pinturas no es tan sencillo como puede parecer (hay que preparar la superficie, aplicar diferentes productos de preparacion, fijado…). El resultado, sin embargo, suele ser bastante bueno.

La forma de las pantallas de proyección

formato de pantalla de proyector)

Las pantallas pueden ser de formas diferentes (adecuadas a distintos contenidos) según el formato que permitan:

  • Pantallas cuadradas. La relación de aspecto es 1:1, útiles para presentaciones, diapositivas y similares.
  • Pantallas 4 3. Algo menos cuadrado que las anteriores es compatible con el formato de monitores de portátiles.
  • Pantallas 16 9. Aquí la relación es la del HD (16:9), panorámica, indicada para ver películas, canales de TV en alta definición…

Como ya hemos indicado, si eliges una grande podrás utilizar diferentes formatos de pantalla. Jugando con el marco puedes tener ambos, el formato 4:3 y 16:9. O si buscas un formato de pantalla de cine, puedes ir del 16:9 al 2.35:1. Por todo ello es importante que tengas claras las medidas de pantalla para tu proyector.

«¿Cuál es la resolución de pantalla recomendada?»

«¿Cuáles son las resoluciones de pantalla más usadas?»

En principio, el tipo de pantalla no afecta a la resolución de imagen que vas a proyectar. Recuerda lo que indicamos en nuestra entrada sobre la resolución de proyectores: cada resolución lleva dentro un formato que la define. Así, tienes:

  • Resolución de pantalla 1280×800 (WXGA). Se corresponde con un formato 16 10
  • Resolución de pantalla 1920×1080 (Full HD). Se trata de un formato 16 9

Y así con cualquier resolución de pantalla que quieras utilizar. La mejor resolución de pantalla dependerá del contenido que más vayas a proyectar. Cíñete a eso y busca una pantalla para tu proyector con el formato adecuado.

Pantallas motorizadas vs pantallas manuales

Hace referencia a la forma que tiene la pantalla de desplegarse y enrollarse. Las pantallas motorizadas (otro nombre que se usa con las pantallas eléctricas) disponen de un mando o botones para hacerlo automáticamente mientras que con las manuales tienes que hacerlo directamente (vienen con un sistema de muelles -retráctiles-, con manivelas…).

Ten en cuenta que lo más importante en la preparación de una pantalla de proyección es la tensión -para evitar efectos visuales debidos a pliegues o arrugas- así que cuando la recojas hazlo con cuidado.

Pantallas fijas para proyectores vs pantallas portátiles

pantalla de proyección (fija – manual)

Según el uso que le vayas a dar -y el espacio que tengas- te puede interesar una u otra:

  • El cine en casa demanda una instalación fija (y si lleva un marco negro realzará la imagen proyectada).
  • Presentaciones en sitios diferentes una pantalla portátil para proyector (o ultraportátil).
  • Salas de reunión o aulas una fija motorizada (aunque si no se puede realizar la obra correspondiente o no se dispone de espacio una portátil es una buena opción).

OTROS TIPOS DE PANTALLAS DE PROYECCIÓN

En esta categoría entran desde pantallas de proyector para exterior, pantallas enrollables o pantallas retráctiles hasta pantallas de proyección trasera, dependiendo de sus características.

Qué parámetros definen a las pantallas de proyección?

Hay dos valores para una pantalla de proyector:

  • Ganancia. O cómo es reflejada la luz proyectada en la pantalla. Valores altos (por encima de la unidad) tienden a concentrar la luz reflejada en torno al centro de la pantalla. Al contrario, por debajo de 1 la dispersan más y la proyección tiene menos brillo.
  • Ángulo de visión. Es la otra cara de la moneda: marca desde qué ángulo se puede ver la imagen proyectada con la máxima calidad de brillo y contraste. A ganancias altas el ángulo es menor -la luz se concentra- y a ganancias bajas éste se abre -la luz se dispersa- pero pierde profundidad. Es decir, que no llega tan lejos como con una ganancia mayor.